Quizás en el mundo de hoy nos cueste imaginar lo valiosa que puede ser una perla. Nos es más fácil pensar en el valor de un tesoro enterrado (gracias Jack Sparrow), en la suerte de encontrarse un billete de 500€ en el suelo o en el precio del fichaje de Neymar. Sin embargo, todavía hoy hay perlas que valen más de 93 millones de dólares, si bien necesitan pesar más de 30 kilos para alcanzar tan alta suma.

El libro del que voy a hablarte hoy, querido lector, no pesa tanto ni por suerte tampoco cuesta tanto dinero, pero sí es una perla de una clase un poco diferente a lo habitual. Te traigo La perla escondida, de Victoria Luque, y no, no me la guardo para mí sino que te la muestro recién sacada de su escondrijo, reluciente tras toda una vida oculta preparándose para enseñar su belleza al mundo. ¿Sigues leyendo?

El proceso de formación de una perla es muy curioso. Al principio es simplemente un grano de arena, pero poco a poco la ostra va segregando capas concéntricas de cristales de carbonato cálcico que se unen entre sí por materia orgánica y le van dando forma. El resultado final es una piedra preciosa que ha sido codiciada a lo largo de la historia como un objeto de gran belleza asociado al amor, la inocencia, la humildad, la castidad o la buena suerte. También eran consideradas las «lágrimas de la luna» o «las lágrimas de Adán y Eva» por algunas leyendas orientales.

Expulsión de Adán y Eva del Paraíso (Miguel Ángel)
Caída del Hombre, pecado original y expulsión del Paraíso – Miguel Ángel (1509)

¿Por qué digo esto? Pues básicamente porque en La perla escondida se nos desvelan seis vidas cuyo desarrollo bien podría asemejarse al de una perla. Cada perla es diferente y tiene su forma y su color (como diferente es cada vida), pero sin embargo comparten algo en común: todas surgieron de algo muy pequeñito y sencillo como un grano de arena y en un cierto punto fueron completamente transformadas para volverse un tesoro precioso.

Pero no es solo que cada una de estas vidas sea una perla, es que además cada una de estas personas presume haberse encontrado con la perla por antonomasia, preciosa y valiosísima, escondida pero encontrada como por casualidad. Traducido al castellano, este libro presenta los testimonios de seis personas que aseguran haber tenido un encuentro personal con Dios y lo narran en primera persona como si fuera real (completando el pastel con una entrevista en la que la autora trata de llegar al fondo del asunto).

Quizás esto te choque o no, pero desde luego no es algo que uno se suela encontrar en la tele o en Twitter o Instagram. Cuando uno se planta frente a frente con una historia de esta clase puede tomarla como fruto de la invención de una mente alienada o incluso esquizofrénica, condicionada por la educación recibida o los genes heredados de sus ancestros. Puede también pasar de ella, tratarla como un meme o admitir su incapacidad para entender que algo así pueda pasar. Puede incluso creérsela y maravillarse sin más. O también puede empezar a buscar la perla y desearla con todas sus fuerzas.

¿Qué harás tú? Si no te he creado ya algo de hype no sé qué más debo hacer para que lo leas…

 

Anuncios