Hoy escribiré una entrada cortita y al pie, una de esas entradas que cualquiera juzgaría «de relleno». De todas formas, no considero que dar gracias por algo a alguien esté nunca de más.

Lo digo porque el objeto de este post no es otro que agradecer a Bruno Moreno el comentario que hizo de Un Secreto Gigantesco en su blog debido a la crítica que hice de su libro Romero a Roma. Para una pequeña y desconocida bitácora como esta supuso una gran cantidad de visitas que personalmente me hizo mucha ilusión. Y si encima el comentario es positivo apaga y vámonos. De modo que gracias, Bruno. De veras.

Pero ya que estoy voy a hacer algo que llevaba un tiempo queriendo hacer, y no es otra cosa que lanzar una oferta, un aviso, un brindis al sol. Mi propuesta es la siguiente: hacer lo mismo que Bruno. Si tienes un blog y quieres que lo comente pásamelo, yo le echaré un vistazo y si es interesante y me gusta le haré un comentario. Eso es importante, puede que tengas un blog sobre la fauna y flora de la Patagonia chilena que no me interese en lo más mínimo y que, como comprenderás, no quiera publicitar. Todo queda a mi libre decisión (muajaja). Y no, no tengo nada en contra de la rana chilena.

Entrando más en detalle, no sé si dedicaré una entrada a cada blog o compartiré una para varios, todo depende de la respuesta que tenga. El caso es que convendrás conmigo en que es una buena forma de ayudarnos entre blogueros y así poder llegar a más gente. Lo único que pido es que tú hagas lo mismo y hagas un breve comentario a Un secreto gigantesco en tu bitácora, ya sea en tu sección de enlaces o en una entrada destinada a tal efecto. Simple y sencillo. Si estás interesado puedes comentar o mandarme un email a joselinholasso@hotmail.com.

C’est fini. Algún día tenía que hacer esto.

Anuncios