Llevaba un par de días carburando escribir algo sobre los tiempos que estamos viviendo, el confinamiento, la crisis sanitaria, los aplausos en los balcones (que no las caceroladas), el teletrabajo, los héroes sin capa de los hospitales, la clase trabajadora del campo, los camioneros, Inditex, la inteligencia artificial y las apps con geolocalización para medir cómo se cumple el estado de alarma, las herencias reales, la bajeza de algunos políticos y la altura de otros, por desgracia los menos…

La enfermedad es nuestra actitud de vacío

Regreso a casa – Daniel Habif

Sin embargo, la mayoría de estas cosas son exteriores a nosotros, a ti y a mí. No tocan cómo estamos viviendo en el fondo esta clausura obligatoria. Meditando eso estos días me resultaba a veces complicado guardar una cierta esperanza y no sucumbir a los informes 24h sobre la pandemia o a los exabruptos de Twitter, tan razonables muchas veces y por ello, si me apuras, tan diabólicos. Aunque, por fortuna, nada de lo que entra de afuera puede hacer impuro al hombre, y si todo aquello altera de alguna forma nuestro estado de ánimo, nuestras ganas de vivir, es porque dejamos que lo haga.

Pronto te darás cuenta de que puedes vivir con poco y no con todo eso que tanto te angustia no tener. Vas a limpiar la basura dentro de ti y por fin tendrás un espacio para acomodarte ahí, justito en ti

Regreso a casa – Daniel Habif

Y en esas andaba yo cuando me encontré con este vídeo. Y fue capaz de poner palabras a todo lo que llevaba unos días queriendo entrar en mi interior. Te invito a que te tomes los escasos 6:24 minutos que dura y me cuentas:

Regreso a casa – Daniel Habif

Estas son algunas de las frases con las que me he quedado:

Pronto nos vamos a reunir para accionar y reflexionar sobre esta obsesión, con la velocidad que nos tiene a todos a punto de un infarto espiritual

Regreso a casa – Daniel Habif

Es un mundo horrible si sólo se trata de ti, pero es el mejor planeta del cosmos si se trata de todos

Regreso a casa – Daniel Habif

Acuérdate que la falta de coraje causa disminución de momentos increíbles

Regreso a casa – Daniel Habif

Este dolor no puede ser estéril, debemos salir de esto mejorados y así lo haremos, así lo haremos, estoy seguro, porque el mal nos ha puesto de rodillas pero olvidó que justo de rodillas es la mejor posición de ataque que tiene el ser humano

Regreso a casa – Daniel Habif

¡Ánimo! De nosotros depende sacarle el jugo a este tiempo.