Sabías que el restaurante más antiguo del mundo de acuerdo al Libro Guiness de los Records está en Madrid y fue fundado en 1725? ¿Sabías que dicen que Goya, allá por 1765, trabajó allí de adolescente como friegaplatos? ¿Sabías que el restaurante aparece en Fortunata y Jacinta de Galdós o que Hemingway lo frecuentaba? Y no sólo eso, ¿sabías que la revista Forbes le otorgó el tercer puesto entre los 10 mejores restaurantes clásicos del mundo gracias a sus dos especialidades: el cochinillo y el cordero asado al estilo castellano? ¿Que de quién estamos hablando? Hablamos del Restaurante Botín (también conocido como Sobrino de Botín).

Los madrileños tenemos fama de saber poco o nada sobre nuestra ciudad. ¿No es acaso Madrid la ciudad un poco de todos? Y eso sin duda dificulta el encontrar y conocer una identidad que vaya más allá de su faceta cosmopolita y abierta. ¿No sería el Madrid confinado de hoy una amalgama de identidades y costumbres de todos los pueblos de España (y más allá) que huyen de sí mismos en una vorágine de voces entremezcladas que buscan su verdadero ser? La quintaesencia de la metrópoli global.

Sin embargo, no siempre fue así y merece la pena conocerlo, pues existe un lugar situado en la calle Cuchilleros, muy cerquita de la Plaza Mayor, en pleno Madrid de los Austrias, en el cual el Madrid más castizo parece conservarse entre cuevas, leños de encina y olor a tradición castellana.

En su escaparate puede verse el certificado del Libro Guiness de los Récords y una especie de casita de muñecas en la que se recrea el restaurante tal y como debía ser hace tres siglos, para delicia de los turistas y de, por qué no, los paseantes autóctonos que nos dejamos caer a veces por una de las zonas con más historia de la ciudad buscando nuestras raíces aunque estemos lejos de ser gatos y ninguno de nuestros cuatro abuelos sean siquiera madrileños.

El restaurante

Con un precio medio de 42€ por persona, el restaurante no está al alcance de nuestro bolsillo salvo en circunstancias muy especiales. Sin embargo, cuando vi la oferta del 50% en carta que había a través de la app de ElTenedor supe que era la ocasión perfecta para ir bien acompañado. Y si al descuento le añadimos que por hacer la reserva nos regalaban 200 Yums (la moneda de la app canjeable por futuras reservas) la ocasión la pintaban calva. ¡Teníamos mucho que celebrar!

Pincha en el enlace para realizar una visita virtual al restaurante. ¡Merece la pena!

Menú del restaurante Botín reducido por la pandemia de la covid-19
Menú del restaurante Botín reducido por la pandemia de la covid-19

Recomendamos…

  • El Cochinillo asado (25,40€, al 50% fueron 12,70€) y la Merluza al horno (26,50€, al 50% fueron 13,25€) estaban exquisitas. Si bien las especialidades de la casa son el cochinillo y el cordero (que dejamos pendiente para otra ocasión), la merluza también fue muy de nuestro agrado. Lo conjugamos con una botella de vino tinto de la casa (19,50€, aquí se nos fue un poco de las manos porque no aplicaba descuento) y la combinación no pudo ser más acertada. De postre compartimos la Tarta de queso y chocolate blanco (6,50€) y nos encantó. Acabamos rodando. Todo un 10.
  • Cochinillo asado con patatas (Restaurante Botín)
  • Merluza al horno con patatas (Restaurante Botín)
  • El servicio y la hospitalidad. El trato del camarero fue excelente. Le pedimos consejo y sus sugerencias fueron muy acertadas y estuvo pendiente de nosotros en todo momento. Cuando nos fuimos incluso nos enseñaron la bodega, la cocina y el horno de leña de encina de la casa (¡que lleva funcionando tres siglos desde su fundación!). Para un amante de la historia como yo eso fue inigualable.
  • La historia. La casa presume de misión: que las costumbres e historia de Madrid se sientan en cada bocado. El restaurante se compone de cuatro plantas en las que se ha intentado conservar el ambiente de posada, haciendo un gran esfuerzo para que no cambie su aspecto original. Nuestro veredicto es que lo han conseguido.

La originalidad es volver a los orígenes

Antonio Gaudí

Ni fú ni fá

  • La verdad es que este apartado bien podría quedar en blanco en esta ocasión. Por quejarnos de algo, pedimos de entrante Queso puro de oveja manchego (11.45€) y nos pareció un poco caro (pero delicioso).

Esperábamos más de…

  • Nada. Todo fue mucho mejor de lo que habríamos podido esperar. Y si encima vas con buena compañía mucho mejor 🙂

Y hasta aquí lo que fue nuestra experiencia en el restaurante más antiguo del mundo gracias a la app de ElTenedor. ¡RECOMENDADÍSIMO!

Si quieres ganar 1000 Yums en tu primera reserva (10€ de descuento en ciertos restaurantes de ElTenedor) puedes usar el siguiente código:

7F1CB255

Si lo haces me llevo yo también 500 Yums, ¡ganamos todos! 🙂